viernes, 4 de junio de 2010

BOMBONCITO CON VARICELA



miércoles, 2 de junio de 2010

Batallón

Fue un segundo. Te lo juro. Boluda, estaba sentada y de golpe me vino el batallón, de preguntas, de respuestas a las preguntas, de personas, de preguntas de las personas, de una banda de ganas de llorar.
Trataba de explicarme algo que a mi parecer, resultaba altamente complicado, altamente inentendible, y altamente diferente a mi persona. Algo que en mi capacidad de entendimiento, era imposile que entender.
El problema surge en cuanto quiero refutar su parecer, cuando queiro sugerir o aplicar otra metodologia intentando darle mis puntos de vista. En ese momento, otro batallón. Pero esta vez imparable.

Ahora si, hay una infinita clasificacion de batallones, alguno mejores que otros. Eso si, intensos todos, no importa como vengan, son incomprensibles e imparables.

miércoles, 19 de mayo de 2010

Ella pensaba. Pensaba todo el tiempo. Pensaba en cada cosa que se podía pensar. Pensaba y energizaba. Pensaba mientras caminaba, mientras se bañaba, mientras comía, mientras se vestía, mientras leía y mientras hablaba. No podía parar de pensar. Había algo que la tenía pensando, algo no tan preciso. Algo que impedía que esté sin pensar. Algo que generaba una dependencia. Pensaba hasta cuando miraba televisión. Y pensaba tanto que ya tenía que volver a pensar en lo que estaba pensando. Era pensar hasta el hartazgo, hasta el cansancio. El problema es que pensaba hasta cuando dormía. Y pensaba hasta cuando pensaba, porque no había momento que no pensara.

Pensaba, pero no hablaba.

martes, 11 de mayo de 2010

LO AMO!!!!!

jueves, 6 de mayo de 2010

Carta abierta

Calderón

Como no tengo ganas de discutir, ni tampoco de que me diga que no llore, opté por escribir, así no tengo a nadie (como usted) que me interrumpa ni me diga lo extremadamente equivocada que estoy. Si yo le pido por favor que no me insulte con las palabras “mogólica” o “histérica”, no es por capricho, sino porque de verdad me hacen sentir una gran pelotuda, y no me gusta cuando usted se dirige a mi persona de esa forma. Si también le digo que no me diga “chiquitita”, es porque no soy mucho más chiquita que usted, y el diminutivo me hace sentir inferior, cosa que tampoco me gusta (excepto cuando no estamos discutiendo, porque ahí si me gusta). Si, además de todo esto, yo le parezco una “enroscada”, tampoco me gusta y también me hace sentir mal, porque aunque yo ya sé que yo soy un poco así, no me gusta que me remarquen mis defectos todo el tiempo (como a usted tampoco le gusta que le digan sus cosas molestas). Si encima, usted empieza a reírse, está menospreciando lo que yo le cuento. Y no me niegue que usted es de igual de exagerado que yo, y que es tremendamente caprichoso, y le cuesta muchísimo aceptar que hay otros que pensamos de manera diferente, y que aunque usted haya tenido muchas experiencias en su vida, eso no significa que todos (incluso su novia) tengan que pasar por lo mismo. Y si en todo caso, eso fuera así como usted dice, entonces ella tendrá que pasar por lo mismo y darse cuenta solita de las cosas que le tienen que pasar. Y si usted desea dar consejos, va a tener que modificar la forma de decirlos, porque sin darse cuenta, usted tiende a ser agresivo y mala onda, y es en esos casos en donde utiliza las palabras “mogólica” o “tarada”, con un tono de voz algo elevado. Entonces, si usted dice ser tan macho, tan guapo, tan caballero, deje hablar primero a las mujeres, deje terminar de hablar a los demás, y deje que todos tengan opiniones diferentes con respecto a un tema. NO SEA TAN TERCO HOMBRE! Además, tiene que tener en claro, que usted es una de las mejores y más importantes personas para su novia, por ende usted tiene que escuchar y ayudar, en vez de criticar y gritar (aunque su novia sabe que lo hace sin darse cuenta). Entienda que para ella es algo más complicado a como usted lo plantea, y que tal vez (seguro), sea DIFERENTE su experiencia (pero eso lo dirá el tiempo).Entonnces usted también hágase cargo de las cosas que dice y de las cosas que piensa, y si realmente le molesta este tema referido a su novia, entonces trate de conversar y de dar su opinión, pero sin intentar modificar la opinión de la otra persona. Deje llorar, porque no se si usted sabe que llorar es una de las formas más mejores de sacar algunas cosas, y si una persona llora (como su novia), es porque realmente la angustia todo ese tema, y porque no entiende como un tema así, puede generar una discusión entre usted y ella. Si ella llora, llora porque ella es así, y siempre lloró, y será una maricona, pero llora y eso es así y punto. Cuestión que voy finalizando, diciéndole que su novia no es una enroscada, sino que le cuesta entender que las cosas son mucho más simples, pero si ella es así, usted la aceptó como es, porque usted compró el paquete y esto venia de regalo. Entonces, cierre su hermosa boquita, y escuche, y no se queje, porque ella siempre está para todo lo que usted necesita, y no es ninguna boludita, ni ninguna gansa cuando se trata de cosas serias. Puede ser una naba cuando se pelea con un colectivero y llega dos horas tarde a la esquina de corrientes y florida, o puede ser una babeta cuando lo celosea por cualquier cosa, pero boludita no, estamos? Voy terminando diciéndole que no se empaque y que no diga que los demás son dramáticos y extremistas, porque le voy a contar una cosa, USTED ES IGUAL! Sepa bien sabido que usted es recontra súper amado por su novia, y que ella sin usted está al horrrrno, pero que a veces, aunque usted no lo pueda creer, ella llega a querer atacarlo y tiene muchas ganas de pegarle. Pero después se le pasa, porque se da cuenta del BOMBONAZO que tiene al lado y lo feliz que está desde que lo conoció, y se muere de amor.
Atentamente.
Dios.



(Encontré esto entre mis documentos, año atrás muy vieeeja esta carta. La leo y me da mucha risa)

miércoles, 5 de mayo de 2010

Yo ví

Tengo la terrible costumbre de observar a las personas del colectivo, hasta el punto en que me vuelvo insoportable. El problema es que soy tan curiosa que realmente intento decifrar toda su vida con sólo mirarla/o. Y es que me importa mucho tratar de conocer todo lo que me rodea.
Siento tanta intriga, que hasta puedo decifrar qué es lo que realmente esa persona está pensando, y la mayoría de las veces (por no decir todas), sé que le acierto a la persona con la que está hablando por teléfono celular. Puedo identificar si viene de su casa, o si va hacia su casa, y tengo la virtud de reconocer si trabaja o no.
Realmente soy muy atenta, muy curiosa y estoy totalmente convencida de que nadie lo nota.
Hago un muy buen trabajo! Definitivamente!

martes, 4 de mayo de 2010

Eso mismo.

domingo, 2 de mayo de 2010

No se bien cómo expresar metafóricamente que me encanta mi novioooooo!

Chabón.

Entra, y la puerta se cierra tan silenciosa que se puede percibir que algo no andaba como lo tenía pensado.
La derrota puede ser más fuerte que cualquier otro sentimiento, tan comparable como a la pérdida de un ser querido. Y es tanto sentimiento junto, que termina siendo nada porque es tan dificíl de enfrentar que queda callada.
Inevitablemente, terminamos preguntando. Por ende derivamos en la respuesta menos querida, pero tan predecible y para nada placentera.
Ahí es cuando su expresión entra en su mayor potencia y esencia, y por ende no hay consuelo que pueda satisfacerlo. Es tan terrible enfrentarlo, que es mejor pasar a otro tema y derivar en un mate con facturas.
Eso sí, hasta que la docena no se termine ninguno de los dos se levanta de la mesa. Y la mierda con la grasa!

lunes, 26 de abril de 2010

Esa cosa dura que le dicen nudo.

Tengo una cosa molesta en la garganta. Por más que quiera que salga, esa molestia sigue estando ahí, metida, como si estuviese incrustada en el cuello.
Por momentos se vuelve más intensa, generando una sensación corporal que no recomiendo, impidiendo que el aire pase ligeramente, haciendo que la respiracion se corte seguido.
Por más que intente explicarlo, el nudo sigue ahí, duro, intacto y pesado. Y por más que lo piense y repiense, es un nudo inaguantable, que no se va, y no tengo forma de hacerlo salir.
El nudo va conmigo, aunque sonría todo el día. Pero por más que lo intente, el nudo no sale.

Voy a hablar con mi mamá, a ver si me lo puede sacar..

domingo, 18 de abril de 2010

Así!